Se produjo un error en este gadget.

viernes, 12 de febrero de 2016

UNA COSTUMBRE MUY HUMANA


La miseria por costumbre es la capacidad humana de auto descalificarse para así simplemente aceptar sus malestares como una realidad terrenal, cuando no cómo un designio divino. El que intenta escapar se considera soberbio, casi inhumano, y por si a cuenta propia no es capaz de pisotear sus sueños, siempre habrá alguien solidario dispuesto a pasar una y mil veces por encima de la sombra y algo más del pretencioso.
En su ser gregario el humano ha logrado perder su naturaleza animal, por lo que la mayoría de las cosas naturales ya no las disfruta, e incluso llegan a aterrarle.
La creatividad es otro de las capacidades inhumanas, ya que en una especie de escalafón se permite a sólo unos cuantos la inventiva.
Incluso la espiritualidad, se ha encargado a grandes empresarios que con mágico marketing han sabido manipular las almas, y hasta los cuerpos. Regalando a los marcos históricos un sinnúmero de gestas heroicas que sirven para envestir a los miserables de cierta heroicidad genética que los deja listos para actuar cuando su titiritero así lo dispone.
Esto nos deja claro que el modelo de evolución (sólo hacia adelante) horizontal nos tiene en una mecánica no sólo de des animalización, misma que se conoce como alienación. Y hace notar que el mensaje en espirales que da la naturaleza es el que debiéramos retomar, ya que permitiría al momento de avanzar, que el mismo avance nos dejara ver los posibles errores que en el pasado se cometieron, pero sin volverlos a experimentar.
No sigamos con revoluciones estériles, ni con avances ignorantes; retomemos el camino natural sin abandonar lo conseguido hasta hoy.

Respeto como única religión!!

No hay comentarios.: