Se produjo un error en este gadget.

lunes, 16 de febrero de 2015

Cuán libre eres?

Lo que hace héroe al Héroe es haber roto alguna atadura personal y ayudar a otros a romper las suyas (que queda claro que eran perfectamente rompibles).

Lo que convierte al héroe en un ser superior, es otro hombre que sintiéndose desnudo sin sus antiguas ataduras es capaz de atarse a los pies de quien será su nuevo guía.

Decía Tomas Carlyle en su conferencia del viernes 22 de mayo de 1840 (contenida en su libro “Los héroes, el culto a los héroes y lo heroico en la historia”).

“Examinemos la última forma de heroísmo, la que llamamos realeza.
Al jefe, al capitán, al superior, al que asume el mando, al que está por encima de los demás hombres; aquel a cuya voluntad deben estar subordinadas todas las otras y sometérsele lealmente, cifrando su bienestar en esa voluntaria sumisión; a ese hombre debe considerársele como el más importante entre los grandes hombres. Para nosotros representa el compendio de las grandes formas de heroísmo: maestro, sacerdote; todas las grandezas y dignidades que pueda nuestra fantasía sugerirnos como susceptibles de residir en un hombre; otras tantas se personifican y toman cuerpo en este que nos manda y nos da constante enseñanza; que a todas horas del día nos dice lo que debemos hacer. A este hombre se le llama rex, Regulador, roi; nuestro nombre ingles lo califica mejor todavía: King, koenning, que es como si dijéramos can ning, hombre capaz, idóneo, potente, sabio; todas las cualidades en suma, de que un rey debe estar adornado.”


Qué lleva al hombre a esta (aparentemente) invisible sumisión?

No hay comentarios.: